EDITORIAL DEL EMBAJADOR

Como Presidente de Honor de la Cámara Oficial de Comercio de España en Francia (COCEF) y en mi primer año como Embajador de España en Francia, tengo el gusto de participar en la presentación de la Agenda de Actividades de la COCEF para el año 2018. Deseo que 2018 sea un año fructífero y positivo para las múltiples actividades que se realizan desde la Cámara.

Las Cámaras Oficiales de Comercio en el exterior son un instrumento importante para fomentar las relaciones bilaterales entre los países, no sólo en el terreno económico y comercial, sino también en el ámbito cultural o en la consolidación de una relación de amistad entre los dos países. Bajo la tutela de las Oficinas Económicas y Comerciales y en permanente contacto con ellas, las Cámaras realizan una función relevante en materia de internacionalización, prestando un apoyo directo a las empresas españolas en el exterior y contribuyendo a la expansión de nuestro sector exterior, el principal motor de superación de la reciente crisis económica.

Durante el año 2017, el sector exterior español ha proseguido su trayectoria de crecimiento. En enero-septiembre 2017, las exportaciones españolas de mercancías crecieron un 9,1 %, alcanzando los 206 millardos de euros y las importaciones se situaron en 224 millardos de €. El déficit comercial, en ese mismo período alcanzó los 18.561,5 millones de euros y la tasa de cobertura se situó en el 91,7%.

El comercio bilateral entre España y Francia está siguiendo una trayectoria muy dinámica, especialmente desde el lado de las exportaciones españolas. Francia es el primer cliente mundial de España y su segundo proveedor. En los 3 primeros trimestres del año 2017, nuestras exportaciones a Francia han alcanzado en 30.328 millones € y nuestras importaciones 24.495 millones €.

La distribución sectorial del comercio bilateral arroja una gran concentración en ciertos capítulos y una coincidencia en los sectores de exportación y de importación. El sector de la automoción absorbe casi una cuarta parte de los flujos comerciales en ambos sentidos. La segunda rúbrica de la exportación española está constituida por la maquinaria, con una cuota del 13%. Siguen por orden de importancia las frutas y hortalizas, que representan un 6,9%, y las materias plásticas, con un 4,3% del total.

Los flujos bilaterales de inversión reflejan la larga trayectoria y la intensidad de las relaciones económicas bilaterales. En la actualidad, hay más de 400 empresas españolas establecidas en Francia que acumulan un stock de inversión equivalente a más de 10 millardos €. En 2016, Francia ocupó el undécimo puesto como país destinatario de nuestra inversión. Por su parte, Francia es el cuarto mayor inversor en España. La implantación de empresas francesas en España es fundamental para la economía española, tanto en términos de empleo como por su participación en el tejido industrial español y su fuerte componente innovador. Hoy, más de 1.300 empresas francesas operan en España, con un stock de inversión equivalente a 37 millardos.

Esta trayectoria de cooperación empresarial incluye a la COCEF como un actor fundamental de conocimiento mutuo. Es importante que siga contribuyendo a la intensificación de los lazos empresariales entre España y Francia e impulsando los servicios que presta a las empresas.

La economía mundial ha entrado en una fase de crecimiento sostenido, avalada por los principales organismos multilaterales. Las perspectivas económicas mundiales conceden por lo tanto un importante margen de crecimiento a las relaciones económicas entre Francia y España. Estas previsiones favorables se amparan en el programa de reformas estructurales previstas por el gobierno francés, así como en el impulso que previsiblemente conocerá la construcción europea.

El Plan Estratégico de Internacionalización de la Economía Española 2017-2018 sigue confiando en el trabajo de las Cámaras Oficiales de Comercio en el exterior, a las que considera socios estratégicos para alcanzar los objetivos del Plan. Entre las tareas encomendadas a las Cámaras, cabe citar la ampliación de la base exportadora, el aumento del tamaño de las empresas exportadoras y el impulso a la transformación digital y a la atracción de talento. La participación de la COCEF en la ejecución del Plan Cameral de Internacionalización, así como una intensificación de sus relaciones con la Cámara de España, permitirá a la COCEF ampliar su contribución a la internacionalización de la economía española.

Quiero, finalmente, expresar mi deseo de que el año 2018 sea un año próspero para la COCEF y que pueda seguir trabajando en beneficio de las empresas españolas en Francia, en estrecha colaboración con los servicios de esta Embajada.

Fernando CARDERERA
Ambassadeur d'Espagne en France